24 de septiembre de 2014

Ango Sakaguchi: En el bosque, bajo los cerezos en flor


En el bosque, bajo los cerezos en flor
Autor: Ango Sakaguchi
Título original: 桜の森の満開の下 [Sakura no mori no mankai no shita]
Género: Historias Cortas - Horror - Fantasía
Año de publicación: 1947
Páginas: 160








Sinopsis
«En el bosque, bajo los cerezos en flor», puede y debe considerarse, sin duda alguna, una obra maestra del fantástico más grotesco, inquietante y poético.»

Un despiadado ladrón se ha instalado en las montañas y aterroriza a los viajeros que osan cruzar el solitario paso de Suzuka, un camino poco frecuentado que atraviesa un misterioso bosque de cerezos. Un día, en una de sus habituales fechorías, el ladrón cae rendido ante la arrebatadora belleza de una enigmática mujer y decide llevársela consigo para convertirla en su esposa. Subyugado por su hermosura, el bandido se desvivirá por colmarla de oro y joyas y accederá a trasladarse con ella a la capital. Una vez allí, el deseo irrefrenable de la caprichosa mujer lo sumirá en una vorágine de muerte y locura que solo podrá llegar a su fin de una única forma.
«En el bosque, bajo los cerezos en flor» es la esencia misma del relato fantástico y de horror, aquel que se basa tanto en lo contado como en lo que no se cuenta y donde el verdadero miedo yace en la naturaleza misma de la vida y sus preguntas sin respuesta.
Incluye también «La princesa Yonaga y Mimio» y «El Gran Consejero Murakami» otros dos relatos de Ango Sakaguchi protagonizados por mujeres fatales en los que la belleza se torna en perversión y el deseo, en violencia.


Opinión

Hay tres historias en este libro, las tres escritas por Ango Sakaguchi. Si les gusta la literatura japonesa van a disfrutarlas. No me resultaron particularmente terroríficas, pero hay algo de tétrico en el concepto general. Me gustó mucho la idea de tomar elementos normalmente bellos y volverlos causa de horror, es original y pone un poco a prueba al lector porque hace pensar e imaginar por fuera del significado habitual de esa belleza. El autor buscó crear controversia y creo que lo logró.

En el bosque, bajo los cerezos en flor.
Esta historia tiene algo que me hizo recordar a Poe, por el aire tétrico quizás. Hay algo en particular que me fascinó, una imagen espectacular y espantosa a la vez, pero no lo voy a anticipar para que se lleven la sorpresa. La mujer que obsesiona al protagonista es mesquina y cruel, y se aprovecha del protagonista (que es bastante idiota, además de muy mala persona) para que cumpla todos sus caprichos, por horrorosos, perversos y desquiciados que sean.
Es muy bueno este relato, el mejor de los tres, a mi juicio. Nunca pensé que se pudiera usar un bosque de cerezos en flor para hacer un ambiente tenebroso, pero este hombre lo logró.

La princesa Yonaga y Mimio
Esta historia es buena también, es mucho menos tétrica que la anterior, comenzando por el hecho de que el protagonista no es malvado. De todos modos hay una enorme carga de obsesión y lo que sí me impresionó es el modo en que Mimio desperdicia su vida y oscurece su alma por una obsesión. Es interesante ver cómo la crueldad de la princesa se refleja en lo que la rodea, contagia a los otros y comienza a afectar a Mimio.
El final es extraño, pero bueno, es un cuento japonés al fin y al cabo, a esta altura casi espero cualquier cosa.

El gran consejero Murasaki
Qué tipo tan desagradable es el consejero Murasaki. De los tres relatos éste es el menos terrorífico (aunque sinceramente ninguno de los tres produce lo que se dice miedo) pero quizás si el más perverso. Desde el comienzo Murasaki no me gustó, y luego con su actitud y personalidad horrible una y otra vez pensé "lo que sea que reciba, va a ser merecido". Ahora la belleza no es la causante del horror en sí, sino que es el detonante para mostrar el lado más oscuro, egoista y hasta patético del ser humano. El final me gustó, es fantasioso como todo el relato.


Los tres protagonistas son entre poco queribles a despreciables, y siempre hay una mujer hermosa involucrada en el problema de cada cuento. Habla de instintos básicos, de perversión, egoismo y terror. En el fondo las acciones de estos tres hombres tan diferentes están basadas en la obsesión y el terror más puro, pero ese terror se transforma en odio, muerte y destrucción, arrasando a su paso.

Son historias bien escritas, con cierta poesía y un elemento de algo raro. Son muy japonesas y al mismo tiempo no. No se si es por la época, porque el autor quiso ser vanguardista y antiguo a la vez, pero parecen relatos escritos hace un par de siglos atrás más que algo actual. Y al mismo tiempo contienen algo moderno, a pesar de estar ambientados en el Japón feudal.



Calificación: 3.5/5
Bueno

5 comentarios:

  1. Yo lo quiero leer desde que supe que existía y por lo que cuentas, todo es muy japonés en ese libro. Y bueno, el título me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me conquistó el título, no voy a mentir :3

      Eliminar
  2. No me importaría hacerme con él. Me encanta la literatura japonesa.

    ResponderEliminar
  3. Ais... el título me encanta!!
    Me gustaría leerlo, que la temática y el que sea literatura japonesa me atrae =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. No conocía al autor y parece muy intetesante. Me apunto este libro de relatos.
    Un beso

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.