30 de noviembre de 2016

Neil Gaiman: American Gods


American Gods
Autor: Neil Gaiman
Serie: American Gods, #1
Título en español: American Gods
Género: Fantasía - Mitología - Weird Fiction
Año de publicación: 2001
Páginas: 635






Sinopsis
¿Es que no hay nada sagrado? Días antes de salir de prisión, la mujer de Shadow, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Wednesday, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.
Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.
Poco a poco descubriremos que Wednesday es una encarnación de (...) y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.


Opinión

«Estos son los dioses que ya no existen en la memoria. Incluso sus nombres se han perdido.»

Creo que se puede contar con Neil Gaiman para tener un libro original, y en esta época sólo eso ya merece puntos a favor. Al margen de eso (y que cuanto más leo de este autor más me encanta) la historia le da varios giros interesantes a un argumento que quizás ya está un tanto visto, pero que con el enfoque bizarro y los personajes distintos que no faltan en la cabeza de Neil Gaiman, se vuelve algo más bien único.

Lo primero que me llamó la atención es que la historia empieza en una cárcel y Shadow (Sombra), el protagonista, está cumpliendo su condena por un crimen que cometió y del que se arrepiente. Gracias a su buena conducta va a salir antes, y su gran ilusión es volver junto a su esposa, Laura, a quien ama y extraña profundamente. Ya en el primer capítulo su salida prematura se va a precipitar aún más cuando le informen que su esposa acaba de morir y que lo están dejando salir antes para que pueda ir a su entierro.

Lo interesante empieza cuando Shadow acaba viajando junto a un hombre que se hace llamar Wednesday (Miércoles) y que sabe una alarmante cantidad de información sobre él. Wednesday le propone que trabaje para él –aunque no es muy específico sobre la tarea– Shadow se niega y pronto se nota que Wednesday no es alguien que entienda el significado de la palabra "no". A partir de ese momento la vida de Shadow va a dar muchos giros inesperados –incluyendo la peculiar muerte de su esposa– y ahí sí que la historia se pone realmente interesante.

Shadow no va a tener demasiado tiempo para pensar en su duelo, si bien podría ser un efecto de lo que vivió que a pesar de todo lo que ocurre a su alrededor su mente parece sumida en una apatía casi constante, y quizás sea por eso que muchas personas lo subestiman y piensan que no es muy inteligente. Shadow es un protagonista parco y poco hablador, que dice sólo lo necesario y que cada tanto sorprende haciendo comentarios donde demuestra que no es ningún idiota. También es uno de los personajes con más pesadillas y sueños extraños que vi en mucho tiempo.
Me cayó bien, quizás en parte porque realmente quiere dejar su vida delictiva detrás.

Hay muchos giros inesperados en esta historia, muchos, pero hubo algo en particular que me encantó, que pasó mucho antes de lo que esperaba y –sorpresa sorpresa– me produjo un escalofrío en la espalda. Esa situación particular se repite siempre en los momentos más insospechados, y cada uno de esos momentos para mí es impecable.
Pero además del bizarro camino (literalmente casi, porque se la pasan en la ruta) que va a tomar la vida de Shadow, hay intercalados algunos capítulos no muy extensos con diferentes historias de humanos que han interactuado en algún punto de su vida con distintos dioses. Estos capítulos no tienen demasiado peso en general, salvo para demostrar hasta dónde llega(ba) el alcance de la fe de los humanos, y cómo eso les daba poder a los dioses.

Sé que Neil Gaiman no le gusta a todo el mundo, y creo que éste no sería el libro con el que recomendaría empezar con el autor, pero si quieren animarse a leer algo fantasioso, oscuro y bizarro, con mitología intercalada de un modo distinto, no se pierdan American Gods. Creo que el próximo libro está ambientado en el mismo mundo pero tiene otros protagonistas, así que bien se podría leer éste como una historia independiente.



Calificación: 4/5
Muy bueno

5 de noviembre de 2016

Shirley Jackson: Siempre hemos vivido en el castillo


We have always lived in the castle
Autor: Shirley Jackson
Título en español: Siempre hemos vivido en el castillo
Género: Misterio - Horror - Clásicos
Año de publicación: 1962
Páginas: 160






Sinopsis
«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.»

Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque los otros miembros de la familia murieron envenenados allí mismo, en el comedor, seis años atrás.


Opinión

«Pensé que a lo mejor nos habíamos equivocado de camino durante la noche, a lo mejor nos habíamos perdido y habíamos vuelto por el agujero equivocado en el tiempo, o por la puerta equivocada, o por el cuento equivocado.»

Es curioso este libro, creo que es un caso en el que el argumento no se sostendría si no fuera porque está escrito de un modo tan atrapante –y por momentos tétrico– que lo vuelve curiosamente entretenido. Ahora está teniendo mucha notoriedad, no se bien si es por la película o por otra razón, y por eso mismo decidí empezarlo con expectativas moderadas, lo que probablemente hizo que lo disfrute mucho más.

Esta es la peculiar historia de las hermanas Blackwood, Mary Katerine 'Merricat' y Constance, que viven junto a su anciano y enfermo tío Julian en una casona apartada, y que tienen la particularidad de ser odiadas por todo el pueblo. Años atrás toda la familia salvo ellos tres murieron en un envenenamiento masivo, y el rumor general es que fue Constance –aficionada a cocinar– quien los asesinó. Ella lleva años sin salir de su casa, así que Merricat se encarga de realizar las compras necesarias una vez por semana, soportando las miradas de odio y las burlas de todo aquel que la cruza.

Lo más interesante, para mi gusto, es la personalidad de los personajes. Merricat, quien narra, es una chica extraña que siente un amor incondicional por su hermana, y constantemente se está recordando que debe ser más amable con su tío Julian. Le molesta el odio de los pueblerinos, pero lo corresponde a su vez con un odio aún más fuerte, y es más que frecuente que la veamos deseándoles muertes horribles y pensando en lo que disfrutaría caminando sobre sus cadáveres.
Constance por otro lado es la dulzura encarnada. Es completamente altruísta y a veces parece que viviera para atender a su hermanita y su tío. Según parece cocina como los dioses (aunque las pocas visitas que reciben no se terminan de animar a probar lo que hace), y tiene una belleza notable que su hermana vive admirando como si de un ángel se tratara.
Finalmente el tío Julian es el que más me desconcertó. Está escribiendo las memorias de la noche de la muerte de toda la familia, y oscila entre la cordura y las lagunas mentales, si bien nunca me quedó completamente claro si esos deslices eran siempre verdaderos o si algunas veces fingía.

Hay ciertos detalles que me gustaron mucho, y uno de ellos es que –según los ojos de Merricat al menos– la casa es hermosa y el pueblo es gris y tétrico, contrario a lo que suele pasar en las historias de horror. De todos modos no me termino de fiar de su criterio porque vive sumergida en un mundo semi fantasioso (y no se hasta qué punto no se lo cree), y desde su punto es vista es todo o blanco o negro.
Sin embargo lo que más necesito mencionar es el estilo de la autora. Además de ser ameno y atrapante, tiene esa cualidad particular semi fantasiosa y semi realista que asocio con el Realismo Mágico, si bien el libro es completamente realista. Probablemente sea intencional para acompañar ese mundo semi fantástico en el que vive internamente Merricat, quien por cierto, se cree bruja.
Si no hubiera sido por eso, la historia no hubiera pasado de ser un relato de vidas bastante planas, a pesar de que hay cierto misterio y conflicto entre medio.

Es interesante y se lee rápido, pero no esperen morirse de miedo porque más allá de una cierta atmósfera tétrica no hay nada de verdadero horror. Me hubiera gustado que hubiera algún relato corto ambientado unos veinte años después porque el final da pie a una idea interesante, pero de todos modos así como está es adecuado para el estilo que tiene todo el libro.



Calificación: 3.5/5
Bueno

15 de octubre de 2016

Aliya Whiteley: The Beauty


The beauty
Autor: Aliya Whiteley
Traducción literal: La Belleza
Género:  Horror - Weird Fiction - Distopía
Año de publicación: 2014
Páginas: 104







Sinopsis
En algún lugar alejado de las ciudades y pueblos, un grupo de hombres y muchachos se reúnen alrededor de fuego cada noche para escuchar susu historias en el Valle de las Rocas. Porque cuando todas las mujeres han muerto el resto de tu vida es lo único que queda para todos. Los hombres están esperando para atravesar la noche.

La historia debe ser contada para preservar el pasado. La historia ha vuelto a sus raíces verbales y el poder de la palabra es fuerte. Conoce a Nate, el contador de historias, y los nuevos secretos que trae desde los bosques. William gobierna el grupo con juventud y fortaleza, pero ¿cuánto podrá durar eso? ¿Y qué hay del tío Ted, que pasa tanto tiempo en los bosques?

Oye los cuentos, observa un mito ser formado. ¿Qué puede esperar lograr el hombre en un mundo sin mujeres? Cuando el pasado es sólo dolor, ¿cuánto tiempo deberías aferrarte a él? ¿Qué secretos puede ofrecer el bosque para cambiarlo todo?.

Descubre la Belleza.


Opinión

«Belleza es una palabra que tiene diferente significado para mí ahora, y estoy encantado de haberlo recuperado.»

The Beauty es por lejos uno de los libros más bizarros que he leído en mucho tiempo, y si no fuera por la habilidad de la autora para narrar de un modo que por momentos es hasta poético, la historia sería repugnante. O mejor dicho, la idea de la historia es retorcida y desagradable, pero gracias a lo bien escrito que está, eso pasa a segundo plano.

Éste es un mundo postapocalíptico donde por culpa de una espantosa enfermedad nacida en los úteros, las mujeres se extinguieron. No se dice abiertamente, pero es obvio que la humanidad tiene los días contados, y los hombres que quedan recuerdan a las mujeres que amaron con una nostalgia que roza el misticismo.
Pero un día ocurre algo inesperado (y perturbador) en la comunidad cerrada en la que se desarrolla la historia. De las tumbas de las mujeres comienzan a crecer hongos amarillos que pronto se transforman en cabezas femeninas sin facciones y posteriormente en cuerpos completos. Estos hongos hongas cobrarán vida y tratarán por todos los medios de acercarse a los hombres, con una mezcla de pasividad, seducción y maternalidad que muchos no van a poder resistir. Algo así como un complejo de Electra pero más, er, micótico, al que no pude dejar de encontrarle un cierto aire (retorcido) a Adán y Eva.

El protagonista es Nate, un hombre joven aunque de edad indefinida que es el encargado de contar historias y mantener vivo el recuerdo de las mujeres. Nate va a ser secuestrado por una de las hongas, y precisamente por su rol de "bardo" será uno de los principales motores del cambio que se va a obrar en la comunidad.
De todos modos aunque Nate es el narrador, la historia no gira completamente en torno a él sino que muchas veces es algo así como un espectador pasivo que observa pero no se involucra, y que oscilará entre el horror y la fascinación.

Estoy muy sorprendida con esta historia. Alcanza unos niveles de bizarrismo increíbles, aún cuando parece que ya el argumento no puede ser más extraño. Hay muchas escenas muy bien armadas que son escalofriantes y de algún modo hacen que se sienta cierta suciedad al leerlas, y a pesar de todo, con la habilidad de la autora muchos de esos momentos altamente perturbadores están inexplicablemente rodeados de párrafos muy poéticos y resulta una experiencia casi agradable. Casi.

Me gustó especialmente el desarrollo psicológico de los personajes. Las hongas serán llamadas «La Belleza», por su aspecto femenino y cuerpo deseable, y sin embargo a causa de su falta de rostro, piel amarillenta y textura esponjosa nunca dejarán de nombrarlas como eso (no los culpo realmente).
Teniendo en cuenta que es un libro de pocas páginas, todo aquel personaje que es importante para la historia tiene su espacio y vemos su evolución –o quizás involución– con la aparición de La Belleza.

The Beauty es una mezcla extraña que por momentos produce tanta repulsión como interés con sus giros inesperados y bizarros, y esa es claramente la intención. A pesar de todo aún no se bien qué pensar sobre el final, no me decido sobre si me pareció abrupto o si simplemente me hubiera gustado que siguiera un poco más.
Ésta no es una lectura cómoda, pero no por eso deja de ser buena e interesante.



Calificación: 3.75/5
Distinto e interesante