22 de agosto de 2014

Mark Twain: The Diaries of Adam and Eve / Diario de Adán y Eva


The Diaries of Adam and Eve
Autor: Mark Twain
Título en español: Diario de Adán y Eva
Género: Humor - Historias Cortas - Clásicos
Año de publicación: 1906
Páginas: 72








Sinopsis
Una delicada y tierna fábula en la que se recrea el encantador encuentro de la primera pareja humana sobre la Tierra, su descubrimiento de la realidad y la emoción de observar por vez primera todo lo existente. Adán y Eva nos comunican, en sus respectivos diarios, sensaciones y sentimientos –los más ingenuos– sobre lo que ven y lo que conocen en el origen de los tiempos.


Opinión

La guerra de los sexos empezó con Adán y Eva.
La historia es conocida, Eva nació de la costilla de Adán y a pesar de las prohibiciones ambos comieron la famosa manzana que les costó el Jardín del Edén.
Esta es una visión humorística y breve de eso mismo, dividida en diarios íntimos que "fueron traducidos" por Mark Twain, con unas ilustraciones muy lindas.
Lo había empezado en castellano y paré. Recomiendo leerlo en inglés, el humor se pierde un poco con la traducción.


El diario de Adán
Adán es muy cómico, tiene muy muy poca tolerancia. A penas aparece Eva ya está harto de ella. Visto desde su punto de vista, ella es muy molesta. Habla y habla y habla y habla, y él ama el silencio. Está acostumbrado a los sonidos lejanos, naturales, nunca oyó otra voz humana y Eva no para de hablarle.
Le irrita que ella le ponga nombres a todo, que lo viva persiguiendo y que cuando él la trata mal ella a "le salga agua de la cara".

Hay ciertas cosas que a Adán simplemente no le importan o no le interesan. Él ve la vida de forma más simple y más básica que Eva, por lo que se siente irritado cada vez que ella sigue dandole vueltas a algo... como por ejemplo esa obsesión que tiene con treparse al árbol y comer manzanas.
Adán vive en armonía con su entorno y con los animales. Sí tiene cierta intriga hacia algunas cosas, pero no le quitan el sueño. Prefiere emigrar que enfrentar ciertos problemas que le estropean la paz.

Él es inocente de una forma rústica. Sabe como son las cosas, lo comprende y no busca cambiarlas. Está conforme con su vida y su paz, y no necesita más de lo que tiene.
Eva le resulta un enigma que no está seguro de querer resolver. Sin embargo con el paso del tiempo se irán acercando y él poco a poco irá comprendiendo a esa mujer tan distinta a él, con instintos casi opuestos pero en algún punto, complementarios.

El final es muy dulce.


El diario de Eva
Eva se siente un experimento. No lo dice de forma dramática, simplemente lo sabe, así como también sabe que antes de ayer no existía y que su origen fue una costilla de "el otro experimento".
Siguiendo con la línea cómica, es muy crítica de absolutamente todo. A cada cosa que ve le encuentra algún detalle mejorable, a pesar de que dice que todo está mucho más prolijo que ayer porque algunas cosas fueron terminadas de apuro. Me resultó divertido imaginar una versión del Jardín del Edén con rebabas o partes para "lijar".

Es tan inocente que resulta tierno. Está entre preocupada e indignada porque cree que cuando terminó la noche la luna se cayó por estar mal sostenida y que alguien se la robó. Ella de todos modos no condena a quien lo hizo, porque dice que en su lugar también se hubiera robado para sí algo tan bonito. A Eva le gustan todas las cosas bonitas que ve y las quiere tener. Algo que me gustó muchísimo de Eva es su capacidad de encontrar belleza en absolutamente todo.

Adán le produce una gran curiosidad ¿es un reptil? ¿es arquitectura?, así que lo empieza a seguir de lejos, cosa que a él no le fascina en lo más mínimo. Resulta muy simpático ver desde el punto de vista de Eva las mismas cosas que a Adán le irritaban muchísimo, como el constante parloteo o el ponerle nombres a todo. Ella piensa que le está haciendo un favor, no lo hace por maldad.

Ella es humana de una forma básica, tierna e incluso bastante egoísta por momentos. Me hizo pensar por momentos en una niña que no ha tenido guía... y también me recordó con una mezcla de risa y horror a algunas mujeres que conozco.
En el diario de Eva se abarca menos tiempo que en el de Adán, de hecho vemos con más detalle un breve lapso que en el diario de Adán vimos más al pasar.



Mark Twain se burla de forma simpática de las mujeres en este libro, pero no resulta ni machista, ni agresivo, ni nada, así que guarden las lanzas. Están exageradas las características y defectos de ambos sexos, pero si lo miran con objetividad notarán que en muchas cosas tiene razón.

Escribió esta historia el año en que falleció su esposa. Según parece hizo la personalidad de Adán como la de él y la de Eva como la de su mujer. Creo que esto ayuda a comprender ciertas partes del libro y a mirar con cariño las partes de humor.

Es una relación de amor-odio en muchos momentos, a veces parece un poco unilateral, pero todo se explica con la naturaleza de cada uno. Es un libro muy lindo, interesante para ser leído tanto por hombres como por mujeres. La forma de ser de cada sexo está tratada con sorna, pero al mismo tiempo con verdad en el fondo.
No hay un ganador. O en realidad sí hay uno, el amor.



Calificación: 4/5
Muy bueno

3 comentarios:

  1. La verdad es que tiene muy buena pinta, por el enfoque que dices que se le da a la historia bíblica ^^ Intentaré hacerme con él! :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido muy interesante. Tu reseña me ha encantado y muy probable que lea este libro.

    ResponderEliminar
  3. No sabía que era de Mark... y sinceramente conocía solo sus versiones teatrales xD

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.