17 de junio de 2014

Koushun Takami: Battle Royale


Battle royale
Autor: Koushun Takami
Título original: バトル・ロワイアル [Batoru Rowaiaru]
Género: Distopía - Horror
Año de publicación: 1999
Páginas: 683







Sinopsis
En la República del Gran Oriente Asiático está prohibido el rock, esa música decadente. Los jóvenes crecen en un estado totalitario y controlador que promueve la competitividad. Como medida de control de rebeliones, la administración pone en marcha el Programa: cada año, 50 clases de distintos institutos son elegidas para luchar a muerte en la BATTLE ROYALE.

Los alumnos elegidos son aislados en una isla. Las normas del juego son estrictas: no pueden escapar, no pueden contactar con el exterior, y solo puede quedar uno.

Todo está permitido para sobrevivir.
Empieza el juego.
Empieza BATTLE ROYALE.


Opinión

Ayuda a leer este libro tener un cierto conocimiento básico de la cultura japonesa. Es útil saber que ellos hablan diferente (de una forma más poética y elaborada); que son muy, muy educados y respetuosos y el contacto físico es casi nulo (a menos que estén en una relación); que el suicidio es algo honorable (busquen harakiri o seppuku); y que decirle a una chica que será una buena esposa no se ve como algo machista (como podría pasar en occidente) sino como un elogio y una demostración de admiración.

Voy a empezar por aclarar la gran duda primero:

Battle Royale (1999) vs. Los Juegos del Hambre (2008):
Si, hay similitudes entre las dos historias pero tampoco es para tanto.
» La idea común de chicos teniéndose que matar entre sí y que sólo quede uno está ahí, pero la razón por la que lo tienen que hacer es muy diferente. Hay quienes de todos modos lo consideran plagio, pero recuerden que se dice que los gladiadores hacían lo mismo... y ellos vinieron antes.
» En Los Juegos del Hambre ya es sabido que cada año se sortean un chico y una chica de cada distrito y muchos se preparan para ir a los Juegos, en Battle Royale se eligen clases de estudiantes de 16 años al azar y nadie está preparado ni cree que le va a tocar. Además se tienen que enfrentar a sus propios amigos y compañeros.
» En LJdH hay un domo preparado especialmente (y controlado por El Capitolio), los juegos son televisados y mucha gente los disfruta. En BR esto se hace en relativo secreto en una isla evacuada, sólo se muestra en televisión al ganador y el gobierno tiene poco control sobre el terreno.
» El mundo, si bien distópico, también es absolutamente distinto, y ni hablar del desarrollo de la historia.
» En Battle Royale nadie se salva por pertenecer a la clase alta. Al matadero todos.
» El final también es muy diferente.


Un listado con el orden de actividades y otras informaciones relativas […] 4. Un programa de simulación bélica establecido y dirigido por nuestras fuerzas armadas, instituido por razones de seguridad. Oficialmente tiene el nombre de Programa de Experimentación Bélica núm. 68. El primer programa se desarrolló en 1947. Cincuenta clases de tercer año de instituto son seleccionadas anualmente (antes de 1950 se seleccionaba a cuarenta y siete) para desarrollar el Programa con propósitos científicos. Los alumnos de cada promoción están obligados a luchar unos contra otros hasta que solo quede un superviviente. Los resultados de este experimento, incluido el tiempo invertido, se consignan debidamente. Al superviviente final de cada promoción (el ganador) se le concede una pensión vitalicia y una tarjeta autografiada por el Gran Dictador.

Al inicio hay una breve introducción que nos explica en forma de diálogo (intercalada con gritos) un tipo de espectáculo de pelea llamada Battle Royale en la que de un grupo de luchadores puestos juntos en un ring sólo debe haber un vencedor. Luego hay un breve informe militar y entonces arrancamos con la historia.

Japón ahora es conocido como Gran República del Asia Oriental y está dominado bajo la férrea mano de un dictador cruel y opresivo que aniquila a todo aquel que se le opone.
La historia comienza con 42 estudiantes (de los que se nos da la lista de nombres al principio). Me preocupaba saber cómo iba a hacer para retener tantos nombres japoneses, pero el libro está tan bien escrito que en ningún momento eso fue un problema. De los 42 sólo me confundí a 2, pero eso se puede atribuir perfectamente a mi propia estupidez porque ni siquiera tenían nombre parecido. Es lo que hay.

El primer capítulo (en realidad capítulo 0) es como la paz antes de la tormenta. Shuya Nanahara viaja en un autobús junto a sus 41 compañeros en lo que creen que será un tranquilo viaje de estudios. Este tramo se aprovecha para irnos presentando de a poco a algunos de los chicos del grupo con algunas reflexiones o especulaciones por parte de Shuya. 
Esta tranquilidad dura muy poco. El grupo pronto cae en un profundo sueño inducido químicamente para mas tarde despertar en un salón de clases desconocido, con unos extraños aros metálicos al rededor del cuello. Aparece entonces un hombre llamado Sakamochi que les dice que están en una isla que fue evacuada para un experimento militar, que su profesor fue asesinado por haberse resistido (y les muestra el cuerpo por si les queda alguna duda, sensibles abstenerse). Se les explica entonces que el objetivo es que peleen a muerte y que sólo quede un vencedor, así que tras hacerles escribir en una hoja «nos mataremos los unos a los otros» y aplacar violentamente a un par de alumnos que quisieron rebelarse, los va soltando de a uno. También les dice que con el correr de las horas ciertas zonas de la isla quedarán prohibidas, y que si alguien decide quedarse ahí ese collar metálico que llevan en el cuello explotará automáticamente. Ah, y que si no muere alguna persona en un plazo de 24 horas, todos los collares explotarán.
Los estudiantes deben abandonar la zona de la escuela con una mochila que contiene algo que podría usarse como arma, una botella de agua y un pedazo de pan... y el juego comienza.

Esto es solo un absurdo sinsentido. Aunque, claro, si todo este país está loco, esto puede considerarse un ejercicio completamente racional.

Las dos primeras muertes son las peores porque son inesperadas. Con las siguientes es como que uno se va resignando o entumeciendo. No dejan de ser terribles, de todos modos, pero salvo la de algunos personajes especialmente queribles, con el correr de las páginas se deja de sufrir.
Al final de cada capítulo dirá en negrita cuántos estudiantes quedan. A veces leí la cantidad por accidente y cuando veía que eran menos y aún no había muerto nadie me producía un escalofrío.

Los capítulos son cortos y muy atrapantes, y no todos tendrán al mismo protagonista. A Shuya lo vamos a ver mucho, pero son 42 chicos así que muchos capítulos estarán destinados a un personaje en particular. Cuando noté que la historia cambiaba de protagonista me di cuenta de que no había garantías para nadie. «Piensalo: estás rodeado por una horda de asesinos».
No cuesta recordar los nombres de los personajes por algo muy simple: se dispersaron por la isla y no aparecen todos juntos así que es fácil identificarlos cuando se los vuelve a nombrar. Además si se repite un personaje, en seguida nos da una referencia que hace que refresquemos lo que ya ocurrió.

Cuando se centra en alguien más allá del protagonista, el personaje en cuestión se pone a pensar en cosas personales o recordar su historia personal. Los conocemos con bastante profundidad para el poco tiempo que vemos a algunos de ellos. Me encantaron las partes en que tienen sus momentos internos, porque todos tienen una personalidad muy definida y cuando abren sus mentes al libro cada uno genera un sentimiento diferente, inclusive el tierno pensamiento de "que lo maten de una vez".

Y así, su decisión de reducir el número del «enemigo» tan eficientemente como le fuera posible no estuvo motivado por pensamientos racionales, sino por un sentimiento más profundo y primario de temor a morir. No había necesidad de distinguir aliados de enemigos. Todo el mundo iba a serlo.

Hay momentos de calma durante los que los personajes hablan o hacen estrategias, pero entonces se mata a alguien y es como un baldazo de agua fría. Algunos de los chicos son muy peligrosos y crueles, y hay un par que hasta están disfrutando del juego. La gran mayoría mata con saña, como para asegurarse de que sus compañeros queden muertos.
Tarde o temprano a casi todos les sale a la luz lo peor de la naturaleza humana. Algunos por terror, otros por locura, otros por ser puramente primitivos... y otros porque ya son una basura humana y aprovechan la excusa.
Hay dos personajes en particular que odié con cada fibra de mi ser. Es impresionante lo bien creados que están todos, no creo que haya cabos sueltos en ninguna historia. Además el horror de cada situación está muy bien transmitido.

Shuya tiene un constante dilema moral totalmente lógico. No entiende como es que puede haber chicos (conocidos suyos o semi amigos) que acepten el juego, y al igual que todos los otros, no sabe bien en quién confiar. La idea de que quien ayer era tu amigo hoy puede aniquilarte es escalofriante.

Hay una cantidad de acción tremenda, y en muy pocas páginas pasa de todo. La violencia no es constante, pero hay escenas muy crudas y hasta gore. No es un libro para todo el mundo, al margen de que sea largo y tenga partes de mucho diálogo y escenas que puedan parecer lentas, también hay una enorme cantidad de violencia y crueldad. La naturaleza humana puede ser aterradora, especialmente porque las acciones de los personajes son perfectamente creíbles y muchas veces inesperadas.

Les recomendaría que no se encariñen con nadie, pero eso es inevitable, especialmente cuanto más los vemos. Una de mis preferidas fue la dulce y sufrida Noriko, si bien de las historias personales la que más me gustó fue la de Kayoko (y la ceremonia del té).

Cuando faltaban 80 páginas ya no podía parar de leer. Me devoré esa última parte y sufrí a cada página. Este libro no tiene desperdicio. Me encantaría poder comentar algo sobre lo excelente que es el final pero... no. Léanlo y entérense.



Calificación: 5/5
Excelente

9 comentarios:

  1. No esperaba que le pusieras tanto puntaje. Tampoco creía que bajo pero... ahora tengo que leerlo. Me pregunto cuán fiel será la adaptación al cine que vi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si es demasiado fiel la verdad, cuando la vea te digo (a menos que vos leas el libro antes XD)

      Eliminar
  2. Vi la película en su momento y me encantó, el libro lo leeré, creo que me va a gustar bastante.
    Gracias por la reseña (¡muy currada!) Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho que la diferencia debe ser las reflexiones de los personajes, no creo que en la película hayan puesto todas porque sino duraría 6 horas x_x
      Besos =) y gracias! (de paso aprendí otro significado de currar)

      Eliminar
  3. A mí también me gustó mucho, no como el ansía de LJDH pero en cuanto a libro me gustó más, aunque el final... me lo esperaba más crudo, no sé si me entiendes. La adaptación es más o menos fiel pero te reirás con los actores xD

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo! también pensé que el final iba a ser más crudo. Ahora estoy muy intrigada con la película XD

      besos!

      Eliminar
  4. Desde que leí que este libro tiene similitudes con Los juegos del hambre que quiero leerlo, me gustó tu reseña :)

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.