10 de abril de 2014

Sarah Lark: En el país de la nube blanca


En el país de la nube blanca
Autor: Sarah Lark
Saga: Nueva Zelanda, #1
Título original: Im Land der weißen Wolke (Neuseeland-Saga #1)
Género: Histórica - Drama - Romántica
Año de publicación: 2007
Páginas: 752







Sinopsis
Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Gwyneira, de origen noble, está prometida al hijo de un magnate de la lana, mientras que Helen, institutriz de profesión, ha respondido a la solicitud de matrimonio de un granjero. Ambas deberán seguir su destino en una tierra a la que se compara con el paraíso. Pero ¿hallarán el amor y la felicidad en el extremo opuesto del mundo?


Opinión

No se por dónde empezar a hablar de este libro. Me gustó tanto la historia, los personajes y la forma en que está escrito que me lo devoré, a pesar de ser relativamente largo.
Hace mucho que no sufría tanto por los protagonistas de un libro, quizás porque uno siempre asume que van a estar bien (a menos que estés leyendo a George R. R. Martin), pero en este caso sentí casi desde el principio que cualquier cosa podía ocurrir, y creo que eso es en gran parte lo que lo vuelve tan bueno.

Hay dos protagonistas y dos historias paralelas que resulta obvio desde el comienzo que se irán entrelazando. Una de las cosas curiosas es que una de las dos mujeres tiene mucha más historia y más apariciones que la otra, y sin embargo a las dos se las siente como principales.
Es una lectura ágil con protagonistas absolutamente opuestas en todo lo que dos personas pueden serlo. Es una novela histórica y dramática, con algunos toques de romance. Si bien el argumento en primer momento puede parecer el de una historia romántica más, no se dejen engañar, el amor quedará bastante en segundo plano.

Estamos en la época Victoriana.
Helen es una institutriz londinense que no ha tenido una vida fácil y cuya situación actual no es exactamente ideal. Ella (además de tener un airecito a Jane Eyre) es educada, refinada y estricta, y se está acercando peligrosamente a la edad de ser considerada "solterona". Es por eso, y por motivos más prácticos que sentimentales, que decide responder a un anuncio emitido en Nueva Zelanda en el que se invita a señoritas educadas a emigrar, con la perspectiva de casarse con un hombre honesto que busca esposa.
La otra protagonista es Gwyneira, una joven galesa de familia acomodada que siente muchísimo más interés por la cría y pastoreo de ovejas que por las actividades propias de una dama. Ella es educada pero rebelde, indómita y desestructurada. No es la clásica heredera aburrida, sino que su personalidad la lleva a no conformarse con conversaciones superficiales y prefiere el trabajo y sentirse útil. Ella también viajará a Nueva Zelanda para casarse con un hombre al que no conoce, aunque las circunstancias de su compromiso sean bastante inusuales.

Las historias de Gwyn y Helen no podrían ser más opuestas. Irónicas, casi. Ninguna de las dos va a tener una vida fácil. Los deseos y habilidades de una son las obligaciones e ignorancia de la otra.
La inocencia de las dos respecto del sexo y otras cosas de la vida es muy dulce y terrorífica (por ellas) a la vez. Pero así era en esa época. La ambientación parece muy bien hecha, salvo por algún que otro detallecito menor del que no estoy totalmente segura, como por ejemplo una dama bien educada poniendo los ojos en blanco demasiado seguido.
Me animo a decir que la autora es fiel lectora de Jane Austen y Charlotte Brontë.

Hay muchos personajes en este libro, y a medida que los años van pasando iremos recordando y olvidando a muchos. Durante el viaje en barco a Nueva Zelanda, Helen dará clases a un grupo de huerfanitas a las que les espera un destino incierto y a quienes la vida las tratará de formas muy diferentes. Son todas muy queribles, cada una con una personalidad muy distinta de la otra.
Todos están muy bien creados, pero creo que los que más se destacan son los malvados y mesquinos que irán mostrando sus verdaderos colores con el correr del tiempo. Hay uno en especial a quien le estuve deseando una muerte horrible durante gran parte del libro.

Todo puede ocurrir. Es muy realista esta historia, incluso en cosas que hubiera deseado tener menos detalles (como la caza de ballenas y focas) pero que hacen a la época. No muestra una visión acaramelada de la vida de las mujeres, o de la vida en general. Era una época dura en la que se esperaba ciertas cosas de una esposa, y esas cosas debían ser cumplidas.

El final me pareció muy bueno y no quedó ningún cabo suelto, lo que es admirable, siendo que hay tantos personajes. 
Este libro jugó con mis emociones como muy pocas veces me pasó. Me encontré sufriendo sinceramente por las protagonistas, ansiosa, nerviosa y más de una vez al borde de las lágrimas al ver que algo inevitable iba a ocurrirles... y no es nada frecuente que me pase eso.

Muy, muy recomendado para quienes quieran leer una buena novela histórica con mujeres fuertes e ingeniosas que no se dejan amedrentar por su situación.



Calificación: 4.5/5
¡Muy bueno!

2 comentarios:

  1. La época victoriana siempre me llama la atención... no parece que esté mal este libro.
    Gracias por la información.
    Un saludoooo

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.