9 de agosto de 2014

Mark Haddon: El curioso incidente del perro a medianoche


El curioso incidente del perro a medianoche
Autor: Mark Haddon
Título original: The Curious Incident of the Dog in the Night-Time
Género: Contemporánea - Juvenil
Año de publicación: 2003
Páginas: 272








Sinopsis
El curioso incidente del perro a medianoche es una novela que no se parece a ninguna otra. Elogiada con entusiasmo por autores consagrados como Oliver Sacks e Ian McEwan, ha merecido la aprobación masiva de los lectores en todos los países donde se ha publicado, además de galardones como el Premio Whitbread y el Premio de la Commonwealth al Mejor Primer Libro.

Su protagonista, Christopher Boone, es uno de los más originales que han surgido en el panorama de la narrativa internacional en los últimos años, y está destinado a convertirse en un héroe literario universal de la talla de Oliver Twist y Holden Caulfield. A sus quince años, Christopher conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507, pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico. Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de una vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable.

Emulando a su admirado Sherlock Holmes —el modelo de detective obsesionado con el análisis de los hechos—, sus pesquisas lo llevarán a cuestionar el sentido común de los adultos que lo rodean y a desvelar algunos secretos familiares que pondrán patas arriba su ordenado y seguro mundo.


Opinión

ESTE LIBRO CONTIENE SPOILERS (muy detallados) DE:


Tanto la idea de la historia como la forma de organizarla son originales: además de tener como protagonista y narrador a un adolescente con Aspergers, los capítulos no están marcados con la numeración tradicional sino con números primos. Así que el capítulo "1" en realidad se llama "2" y así sucesivamente.

No se por qué en algún punto mi cerebro se desconectó y durante gran parte del libro creí que Christopher, el protagonista, era un niño de 8 o 9 años. La forma de hablar, pensar y redactar ciertamente lo parece, así que asumo que las personas con Aspergers tienen otra velocidad de maduración.
A Christopher le cuesta mucho entender las emociones humanas. Él mismo tiene emociones muy específicas, básicas casi. No tiene imaginación y sus impulsos son diferentes y vistos como anormales por los demás. También entiende sólo las frases literales, por lo que hay muchas expresiones que a él no le dicen absolutamente nada. Ni hablemos de la ironía.
Hay ciertos momentos que te hacen oscilar entre la sonrisa y la pena, porque si bien él lo cuenta de una forma que resulta simpática, realmente es triste.
Hubo un fragmento que me gustó mucho, por lo bien mostrada que está la mente del protagonista: «Me tapé las orejas con las manos y cerré los ojos y rodé hasta quedar encogido y con la frente pegada a la hierba. La hierba estaba mojada y fría. Era agradable».

Lo que no comprendo realmente es por qué se promociona a este libro en el género misterio. Esta historia no es de misterio. Lo cierto es que el "caso" del asesinato de Wellington (perro) ocupa un lugar pequeñísimo en la historia, se resuelve rápido y de forma muy predecible, y luego continúa mirando la vida de Christopher. O mejor dicho, su mente. Historia en sí no hay mucha.

Pedí a Siobhan que me dibujara más caras de ésas y escribiera junto a ellas qué significaban exactamente. Me guardé la hoja en el bolsillo y la sacaba cuando no entendía lo que alguien me estaba diciendo. Pero era muy difícil decidir cuál de los diagramas se parecía más a la cara que veía, porque las caras de la gente se mueven muy deprisa.

No hay que buscar un gran argumento porque no lo hay. Lo interesante es la mente del protagonista y sólo eso. El único problema es que pasada la mitad del libro para mí comenzó a ponerse repetitivo y por momentos hasta monótono. Si hubiese sido una historia más breve creo que hasta hubiera funcionado mejor.
El efecto de tocarte el corazón ocurre muy pronto en el comienzo de la historia, y al ver tantas repeticiones del mismo tema y tantos comentarios intercalados (y listas, oh por favor, cuántas listas) ese efecto de compasión se pierde un poco, quizás en parte porque muchas frases están escritas como pensamientos, y como tales carecen de signos de puntuación y están redactados -intencionalmente- de forma cuestionable.
También hay una llamativa cantidad de menciones a temas fecales.

Hubo sólo dos personajes con los que sentí algo de afinidad, sinceramente: la vecina amable y Siobhan, una de sus maestras. La gente en general es muy desagradable (claro que esto está siempre visto desde los ojos de Christopher) y sus padres me parecieron simplemente horribles (aunque el papá al principio me gustaba).
El mismo Christopher es un personaje que en principio me resultó fácil de querer, pero acercándome al final del libro, por alguna razón ya no lo tuve en tan alta estima.
Me resultó curioso que tiene una beta bastante violenta a la que nadie parece prestarle mayor atención. Es más, me gustaría que alguien me explique quién decidió que era una buena idea darle una navaja del ejército suizo, porque él mismo comenta muchas veces que tiene el impulso de golpear y cortar a las personas (incluso a miembros de su propia familia).

Es un libro bueno de todos modos. Lo recomendaría para las mentes matemáticas/científicas. Christopher en su narración se va por las ramas con mucha frecuencia, y hay además de muchos dibujitos intercalados, una enorme cantidad de explicaciones matemáticas y científicas: los temas que más le interesan al protagonista.
No lo recomendaría tanto para quienes son más religiosos, ya que Christopher no cree en absolutamente nada que no pueda comprobar científicamente, y los comentarios hiper ateos que realiza le pueden chocar a muchos.

Esta es una historia diferente, con un protagonista diferente. Vale la pena leerlo, aunque sólo sea por curiosidad. La mente de Christopher está muy bien lograda y nos hace entrar en un cerebro completamente diferente a lo que se suele ver en las novelas. Personalmente, creo que suma muchos puntos por originalidad.



Calificación: 3/5
Bueno

2 comentarios:

  1. Yo lo tengo en casa y quiero leerlo pronto!

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantó el libro, con todos sus dibujos y todo. La experiencia de meternos en la vida de un niño con Asperger es única.

    Besos!

    ResponderEliminar

Si están buscando en dónde pueden descargar o conseguir un libro, no es aquí donde encontrarán la respuesta.
Los mensajes que sólo son para promocionar otra página serán considerados spam y eliminados.